De R.D.G. (Alicante, Septiembre 2007) a Laboratorio Contraste de AIMME

Pregunta:
Somos una empresa holandesa que dispone de un establecimiento en Alicante. ¿Podría indicarme los pasos a seguir para contrastar nuestros artículos de joyería y bisutería en su laboratorio? La mercancía es de procedencia asiática y será importada directamente desde nuestra sede en España.

Respuesta:
De acuerdo con nuestra conversación le indico que la bisutería de fantasía no requiere ser contrastada, aunque debe cumplir con los requisitos de etiquetado que el R.D. 197/1988 establece en sus Art. 68.2 y 68.4. En cambio, los artículos fabricados en oro y plata deben ser contrastados obligatoriamente.

Si la procedencia es de un país no comunitario, la mercancía será remitida por la Aduana a nuestro laboratorio para ser contrastada. En tal caso es preciso que, con carácter previo, dispongamos de su licencia fiscal como importador y del registro de marca de su punzón de responsabilidad. Adicionalmente nos tendrá que aportar, junto a la mercancía, la documentación de despacho de la Aduana y la factura de compra del material.

La mercancía debe llegar precintada a nuestro laboratorio, no pudiendo haber sido manipulada previamente por Uds. Nosotros procedemos a notificar a la Aduana de su llegada. Igualmente procedemos a su desprecintado y verificación, a su muestro y análisis y a su contraste con nuestro punzón de garantía. Terminado el proceso, notificamos el resultado a la Aduana para que dé por concluido su expediente.

Para contrastar con nuestro punzón es necesario que los objetos lleven su marca de responsabilidad. Si ya viene desde el país de origen no hay problema (siempre que podamos incorporar nuestra marca en zona próxima a la suya). Si los objetos no incorporan su marca, debe proporcionarnos su punzón para aplicarlo nosotros previamente. En ausencia de su marca de importador, no puede ser incorporado nuestro contraste de garantía.